Siate fattori con la mano di Dio che edifica, e non disfattisti col diavolo.
Venerdì, 3 Dicembre 2021
22 Novembre 2021
BUENOS AIRES: Celebrazione del Centenario dell'arrivo di Don Orione in Argentina
Un itinerario carismatico e una solenne concelebrazione eucaristica, atti centrali della celebrazione del Centenario dell'arrivo di Don Orione in Argentina.

Sabato 20 novembre, alla presenza di molti rappresentanti della Famiglia carismatica orionina e di tante persone entuasiaste, si è svolto a Buenos Aires (Argentina) un itinerario carismatico sui passi di Don Orione, per ricordare e celebrare il centenario dell’arrivo nel Paese del Santo fondatore della Congregazione.
La prima tappa si è svolta proprio al Porto di Buenos Aires, dove Don Orione arrivò il 13 novembre 1921. Qui, i residenti del Piccolo Cottolengo di Claypole hanno realizzato una rappresentazione teatrale, mettendo in scena i preparativi che furono fatti per l’arrivo di Don Orione in Argentina e distribuendo i frammenti di giornali dei giorni precedenti con gli articoli che annunciavano il suo arrivo. Uno dei ragazzi ha quindi vestito i panni proprio di don Orione, rappresentando il momento in cui scese dalla nave e venne accolto dalla folla entusiasta.
La seconda tappa è stata la visita al Museo dell’Immigrazione, dove tanti immigranti, specialmente italiani e spagnoli, arrivarono in Argentina in cerca di un futuro migliore. Quindi è stata visitata la Cattedrale di Buenos Aires, dove Don Orione incontrò i vescovi e i rappresentanti della gerarchia episcopale, per mettersi interamente a disposizione per portare avanti i loro desideri e sogni apostolici.
Poi è stata visitata la Casa dei Redentoristi e la Chiesa di Nostra Signora delle Vittorie, dove Luigi Orione fu accolto i primi giorni del suo soggiorno a Buenos Aires. Posteriormente è stata visitata la prima Chiesa italiana costruita dai figli di Don Bosco.
Infine, l’ultima tappa è stata presso l’attuale comunità delle Piccole Suore Missionarie della Carità di Congreso, nel centro di Buenos Aires, dove il Direttore generale della Congregazione, don Tarcisio Vieira, ha presieduto una Santa Messa concelebrata da numerosi sacerdoti, come ringraziamento per questo primo centenario di presenza orionina in Argentina.
Ecco il testo dell’omelia:

¡Almas y almas!

Un silencio, profundo y doloroso, inunda el alma del joven Orione, una noche de julio de 1893. Había llegado la orden de cerrar el Oratorio. Poco después, en señal de obediencia incondicional, ya había depositado la llave del Oratorio en manos de Nuestra Señora. Estaba en su pequeña habitación. Ora y llora. Llora y reza, apoyado contra la ventana. Duerme y sueña. Luego ve aparecer a Nuestra Señora con un gran manto azul que se engrandece, de modo que ya no se distinguen los límites, que lo cubría todo y a todos hasta el horizonte más lejano, jóvenes, cuyo número se multiplicaba extraordinariamente, cada vez más, de todos los colores, razas, naciones ... y Nuestra Señora se dirige a Luís Orione señalándolos. “Comprendí - escribió más tarde Don Orione a su Obispo - entendí que el sueño se refería a las misiones, y lo entendí en un momento de oración, ¡como una luz repentina y espléndida que la Virgen me hizo ver!”.

Es el sueño misionero de Nuestra Señora del Manto Azul. Fue suficiente un poco de paciencia y, pronto, se despertó con tal “hambre y sed de almas” que se vio obligado a emprender de inmediato un viaje en busca del alimento necesario para existir. En efecto, años después, el 17 de diciembre de 1913, el sueño se hizo realidad con el envío de los primeros misioneros fuera de Italia, a  Brasil. Siete años después, fue él mismo quien se embarcó en su primer viaje misionero: “Siento que necesito correr por toda la tierra y por todos los mares y me parece que la inmensa caridad de Nuestro Señor Jesús dará vida a todas las tierras y a todos los mares, y todos llamarán a Jesucristo”. Primero visitó a sus misioneros en Brasil y luego el sueño lo empujó aún más lejos. 

Como en un relato del libro de los Hechos de los Apóstoles, cuando durante la noche se le apareció a Pablo en una visión un macedonio que estaba de pie ante él y le suplicaba: “¡Ve a Macedonia y ayúdanos! Así, Mons. Silvani le decía a Don Orione: “Ven, ven enseguida, en noviembre, que en Argentina es el mes de la Virgen y de las flores. Aquí, para los pobres, para la escoria de la sociedad, no hay nada. Nada para los niños abandonados, desamparados...”.

En medio de la noche, madura la decisión y el sueño encuentra un corazón abierto, sensible a los movimientos del Espíritu. La caridad se hizo persona y vino a vivir en Argentina: “Estaré presente en la peregrinación a Lujàn: allí, a los pies de Nuestra Señora, comenzará la misión de los Hijos de la Divina Providencia en Argentina”.

Con esta decisión, Don Orione visitó primero la alegría, no el dolor de los argentinos; dirigió su mirada a  la fe y la devoción del Pueblo y, como pobre, confió en la Virgen, la realizadora de los sueños, la intercesora por excelencia. Como sucedió con la primera señal, la de las bodas de Caná, se valió de la intercesión de la Madre de la Divina Providencia.

Para que el sueño se haga realidad y, naturalmente, para que se encarne en el nuevo ambiente, es necesario creerlo y sostenerlo. Los siervos de la primera ora creyeron y acreditaron: P. Zanocchi, P. Contardi y P. Montagna, junto a los seminaristas Castagnetti y Dondero, para dar comienzo oficial al trabajo pastoral en Victoria; después llega el P. Dutto y tantos otros misioneros y misioneras que enseñaron que todo el mundo es patria para quien se entrega al Evangelio y sabe amar.

Creyeron y acreditaron, a ejemplo de Maria: “¡Aquí está la servidora del Señor!”. ¡Y entonces, el sueño existió! Por lo tanto, mirando de cerca el sueño, descubrimos que está hecho a nuestra imagen y semejanza. La razón es clara, somos nosotros los que podemos querer que el sueño tome una determinada forma, somos nosotros los que imprimimos nuestras características en el sueño. Tiene peso, estatura y forma  similar y consecuente a nuestros deseos y respuestas; crece sólo gracias a nuestro entusiasmo y entrega.

Es emocionante recordar en este contexto el encuentro entre Don Orione y el P. Contardi, en Sáenz Peña. Don Orione ve lo que había hecho su misionero en esa difícil y compleja área. Se habló de verdaderos milagros. Es un estado de cosas que realmente despierta todo el sentimiento misionero de Don Orione.

- ¿Pero tú? ... - le dice con paternal cariño a Don Contardi.

Ese "tú", cargado de cien preguntas, queda suspendido ...

Y el otro lo mira, riendo abiertamente, seguro:

- Pero yo, padre, soy ... perfectamente feliz.

Nuestro sueño, exteriormente, tiene marcas y heridas. Es sólo gracias a un sueño que alguien, al final de su vida, es descripto como quien “ha salido de la gran tribulación; lavó y blanqueó sus vestidos con la sangre del Cordero” (cfr. Ap 7,14). Internamente, por el contrario, el sueño todavía es fresco y capaz de impulsos para el bien, la entrega, el servicio. Incluso hoy, el sueño misionero-carismático funciona. Prueba de ello son los numerosos jóvenes, laicos, que se acercan al corazón de Don Orione que palpita en nuestras obras y en Argentina en una manera especial.

Sin embargo, es necesario proteger el sueño y mantenerlo alejado de todo lo que pueda arruinarlo y empobrecerlo; sobre todo es necesario mantenerlo alejado de la autocomplacencia, la pereza, las decisiones egoístas y la deshonestidad. El sueño no puede resistir a estos insignificantes impulsos humanos. Sólo existe cuando se alimenta de generosidad, disponibilidad, fraternidad. No se reconoce cuando nos miramos al espejo y vemos nuestra propia imagen reflejada. El sueño se reconoce y existe ... cuando se encarna y se expresa así: “Escribiré mi vida con lágrimas y con sangre”. Vale siempre el principio: “Un sueño que sueñas solo, es sólo un sueño. Un sueño que sueñas con alguien es una realidad”. “He ahí un hermoso secreto para soñar y hacer de nuestra vida una hermosa aventura. Nadie puede pelear la vida aisladamente. Se necesita una comunidad que nos sostenga, que nos ayude y en la que nos ayudemos unos a otros a mirar hacia delante. Los sueños se construyen juntos” (cfr. Fratelli Tutti, 8). 

En el Evangelio de hoy, Solemnidad de la Madre de la Divina Providencia, escuchamos el pasaje de las bodas de Cana. Los discípulos necesitaban de esta manifestación providencial de belleza y sueño. Vieron cómo actuó Nuestra Señora en ese momento, discretamente, cómo se da cuenta, cómo lo hace; y han escuchado su mandato: "¡Hacé lo que Él te diga!". Los discípulos también vieron cómo los sirvientes realizaban una tarea de disponer la señal, llenar las tinajas y servir el contenido, pero saben que es Jesús quien transforma el agua en vino. Fue ese momento de la Providencia el que hizo posible el nacimiento del sueño para los discípulos. ¡Un momento de rara belleza!

Mañana, en peregrinación, iremos al Santuario de Nuestra Señora de Luján. Se dice que en Jerusalén todos nacieron. En Tortona nacieron todos los orionitas. En el Santuario de Nuestra Señora de Luján nacieron todos los orionitas argentinos, todos los misioneros y misioneras; allí a los pies de Nuestra Señora el sueño de San Luís Orione tomó forma embrionaria.

Soñamos el sueño de Don Orione; soñando, nos adherimos a él. Soñando yo, soñando vos, soñando nosotros ... damos existencia y consistencia al sueño de Don Orione. De hecho, Don Orione soñó, o más bien soñó conmigo, soñó con vos, soñó con nosotros ... Yo, vos, todos estamos ahí, bajo el manto azul de Nuestra Señora. ¡Somos hijos del sueño!

 

2 Dicembre 2021
FAMIGLIA ORIONINA: È DECEDUTA SUOR MARIA AGATA (TERESA MISIOWIEC)
La Religiosa è morta ieri presso la Casa di Riposo Don Orione a Koło in Polonia.
1 Dicembre 2021
CONSIGLIO GENERALE: INTENZIONE DI PREGHIERA ORIONINA PER IL MESE DI DICEMBRE 2021
Per intercessione di San Luigi Orione, i nostri confratelli, parenti e amici che stanno attraversando momenti di difficoltà o sofferenza, trovino nella grotta di Betlemme una fonte di forza e ispirazi
30 Novembre 2021
SPAGNA: IL CAPITOLO DELLA VICE PROVINCIA “NOSTRA SIGNORA DEL PILAR”
Si è svolto a Madrid dal 23 al 26 novembre il Capitolo della Vice Provincia “Nostra Signora del Pilar” (Spagna e Venezuela).
documento pdf Itinerario Carismatico Orione in Argentina 1921
MENU RAPIDO Credits
Help & Feedback
Help
Frequently Asked Questions
Inviaci una richiesta
Informativa Privacy
Cookies
Altre lingue
Contenuti più visitati
Contattaci
Link della Congregazione
Frate Ave Maria
Figli della Divina Provvidenza
Don Orione oggi
La vita
La storia degli 11 cammelli
Siti amici
Piccole Suore Missionarie
Istituto Secolare Orionino
Movimento Laicale Orionino
Servizio Esperti Volontari
ENDO-FAP
Il Papa e la Santa Sede
Contatti
Come contattare la Piccola Opera nel mondo
© 2011-2016 Piccola Opera della Divina Provvidenza - Diritti Riservati Termini di utilizzo Privacy Policy